A base de la orden del Parlamento Europeo y del Consejo de Comunidades Europeas n°1924/2006 y de la orden de la Comisión de la Unión Europea n°432/2012, no puede ser asignado a ningún alimento otras declaraciones sanitarias y nutritivas fuera de las permitidas.

En dicha orden, se prohibe a los vendedores indicar  en los alimentos y complementos alimenticios cualquiera «declaración nutritiva o de algún otro carácter alimenticio» con excepción de aquellas que hayan sido aprobadas directamente por la Comisión Europea o la Oficina Europea para la Seguridad Alimentaria.

Todas las informaciones sobre las declaraciones sanitarias y nutritivas publicadas en nuestra página son sólo un conjunto de informaciones de libre acceso en la Internet y de literatura accesible de fuentes nacionales y extranjeras y, por ninguna circunstancia son una prueba sobre el efecto real del alimento o de los complementos nutritivos o, de ser el caso, de los efectos medicinales. Estos productos son complementos alimenticios y no tienen efectos medicinales aprobados y no se trata de medicina ni de su sustituto.